English

Descripción del Programa

Aquellos que sean aceptados en el programa en Casa de la Esperanza tendrán la oportunidad de vivir en un hogar limpio, seco, con otras personas trans y tendrán un equipo de apoyo que les ofrecerá un ambiente protector y afirmante. La casa es un lugar de descanso para recuperarse de situaciones anteriores, un lugar para renovarse y comenzar creando autoestima, descubrir fuerza interna y habilidades. Teniendo un lugar al cual llamar hogar permitirá a los residentes concentrarse en su autosuficiencia en el área laboral y en la comunidad. La casa depende de las donaciones de productos y servicios, debido a esto tal vez no siempre tendrá todo lo que uno desea, pero intentará proveer las necesidades básicas y un techo sobre su cabeza. Sesiones semanales de cuidado con el equipo de apoyo aseguran que los residentes están trabajando encaminados a ponerse metas, controlar el estrés, manejar su tiempo y habilidad de organización todo lo cual es necesario para salir adelante en sus vidas.

Ubicación:

La casa está localizada en la provincia de Chiquiri, Panamá, en un extenso vecindario rural in Puerto Armuelles llamado El Palmar. La ubicación exacta se mantiene en secreto para seguridad de nuestros residentes. No está lejos de la playa y son solo un poco más de cinco kilómetros desde el centro del pueblo de Puerto Armuelles. Está situada en un tranquilo complejo residencial construido por Chiquita para sus trabajadores. Es una casa de dos recamaras y un baño con una superficie de 900 metros cuadrados. Es básica con pisos de concreto sin cielo raso, y ventanas de bloques de concreto. Como sea es limpia, seca, segura y la plomería es adecuada, hay espacio en el terreno para alguna hortaliza o criar pollos.

Detalles:

Se realizará una entrevista pre-colocación a través del teléfono, email o WhatsApp para determinar si la persona que busca ayuda cumple con los requerimientos para asistir en caso de emergencia y no representa una amenaza para los residentes en ese momento. La casa es libre de drogas y alcohol y la posesión o uso de estas sustancias tendrán como resultado la expulsión del programa.

Los residentes ocuparán una habitación compartida en la Casa. Cada residente tendrá una cama, sabanas y una toalla personal. Habrá jabón, champú, desodorante, productos de higiene personal, pasta y cepillo de dientes disponible para todos los residentes, cada residente tendrá una caja de almacenamiento para conservar artículos personales. Se proporciona wi-fi para aquellos que cuenten con teléfonos celulares o computadoras personales. Se proporcionán comida y utensilios de cocina. Actualmente no contamos con televisión y aire acondicionado. Habrá bicicletas para que compartan los residentes y otro transporte puede incluir caminar hacia algún camino cercano y encontrar un taxi y en la carretera principal hay autobuses que van al sur hacia el centro del pueblo, así como al norte rumbo a los pueblos de camino a Paso Canoas.

Transporte:

Dependiendo en los fondos disponibles el pasaje de autobús o boleto hacia Puerto Armuelles podrían ser proveídos desde cualquier lugar dentro del país. Aquellos que sean aceptados en el programa y que reciban asistencia para el transporte deben comprometerse a comenzar el viaje inmediatamente, cambiar de autobuses cuando sea necesario y seguir avanzando desde el punto de partida hacia su destino para que su llegada ocurra en el horario establecido previamente.

Duración de la estancia:

La casa está disponible por un periodo de tres (3) meses por residente a menos que evaluando las circunstancias sea necesario más tiempo para asegurar que el residente tenga una estrategia segura de salida, con una estancia máxima de seis (6) meses. El equipo de apoyo realizará semanalmente evaluaciones de cada uno de los residentes y sus circunstancias para determinar su progreso colectiva e individualmente. El número total de residentes que habiten la casa será determinado por la disponibilidad de espacio y fondos.

Responsabilidades y expectativas:

Existen algunas responsabilidades y expectativas que los residentes deben cumplir mientras viven en la casa, la lista completa de estas está resaltada en el acuerdo. A todos los residentes se les dará a firmar una copia al momento de llegar a la casa.

El programa proporcionará una rutina diaria semiestructurada, incluyendo tareas, reportes y sesiones de asesoramiento, así como participación en las reuniones semanales del equipo de apoyo. Como sea depende en los residentes el trabajar en su autosuficiencia durante su estancia. Como parte de los requerimientos se pedirá a los residentes encontrar algún empleo que les provea, incluyendo autoempleo así que pueden ser autosuficientes, financieramente estables y ganen la habilidad para encontrar alguna otra vivienda que sea más cómoda para ellos. Este empleo puede incluir trabajar fuera para otros como jardinería, reparaciones caseras, siendo tutor en español o en un restaurante, alguna tienda departamental, tienda de abarrotes, o algún otro tipo de negocio. Una vez que un residente obtenga un empleo será necesario el pago de una pequeña renta. Estos fondos serán usados para seguir proporcionando productos y servicios para la operación diaria de la Casa.